Archivo | septiembre 2013

“Ahora en libertad, quiero demostrar mis capacidades”

Pocos días después de salir de la cárcel, Sandra encontró una oportunidad de trabajo en Bordado a Mano. Así, puede iniciar una etapa diferente de su vida y ayudar a su familia. La nueva iniciativa de ensamble de piezas dará trabajo a 20 mujeres que, al igual que Sandra, quieren retomar el rumbo de sus vidas.

Peter Ramírez. 30/09/2013

Con cinco mujeres, inició el nuevo taller de ensamble de piezas en la Fundación Bordado a Mano, gracias al convenio que estableció con Industrias de Acero IDEACE. Ambas entidades pretenden brindar oportunidades laborales a personas pospenadas. fundacición-bordado-a-mano-ideace

Sandra Ballesteros, beneficiaria del proyecto, ha encontrado una gran posibilidad de recuperar la vida que perdió con su encarcelamiento y  de alimentar su convicción de no volver a la cárcel.  Ella estuvo 4 años recluida y hace tan solo dos semanas quedó en libertad, por eso quiere aprovechar al máximo su nuevo trabajo. “Ahora tengo que asentar cabeza y mirar la realidad tal cómo es. No quiero volver a la cárcel y por eso quiero superarme todo lo que más pueda”, asegura.

Para Sandra, este es su primer trabajo desde que está en libertad y se ha adaptado bien pues es un oficio que aprendió en el centro de reclusión. “En la cárcel yo aprendí a ensamblar piezas y cuando salí me enteré que la misma empresa con la que trabajé en la cárcel iba a montar un taller en la Fundación Bordado a Mano, entonces yo les dije que me tuvieran en cuenta y hace unos días me llamaron para empezar a trabajar”, dice.Fundación-Bordado-a-Mano- Ideace-

Rechazo de la sociedad

Pero no todas las personas consiguen trabajo a los pocos días de salir de la cárcel. Sandra sabe que para aquellos que cumplieron condena privativa de la libertad, se hace más difícil obtener algún medio de sustento, pues deben lidiar con el rechazo de las empresas y de la sociedad en general.

“En mi caso pensaba que iba a ser muy difícil. Nosotras salimos de la cárcel sin saber a dónde ir, sin saber qué le vamos a dar a nuestros hijos, qué vamos a comer o dónde vamos a dormir. En la cárcel sabemos que cuando salimos no nos dan tantas oportunidades y, sea cual sea el motivo por el cual el estuvimos en la cárcel, para la sociedad no tenemos derecho a nada”.

Su vida después de la cárcel está retornando a la normalidad, pues son muchas los cambios a nivel emocional, familiar, social, y económico a las que se enfrentan las personas que recobran la libertad. “Tengo que adaptarme de nuevo a la sociedad porque sé que es muy duro volver y adaptarse a la vida normal. Uno no se adapta de la noche a la mañana”.

Estos primeros días desempeñando su nueva labor, Sandra se muestra contenta por tener un trabajo digno y ser parte nuevamente de la sociedad. Por eso, agradece mucho esta posibilidad de trabajar y la ve como la mejor forma de empezar su nueva vida, “quiero demostrar que tengo muchas capacidades y que soy muy atenta. Estoy muy feliz en el trabajo, en mi casa y con mi familia. Ahora les puedo llevar a mis hijos comida digna. Agradezco todos los días por este este trabajo y por esta oportunidad de salir adelante.”

Aprovechar la oportunidad

El taller de ensamble de pares para chapas espera completar un número de 20 mujeres pospenadas en las próximas semanas.Fundación-Bordado-a-Mano- Ideace

El encargado de supervisar y enseñar la tarea de ensamblar es René García, operario de IDEACE, quien en estos primeros días de trabajo con ellas, ha visto las ganas y la responsabilidad en su labor. “Les veo buen ánimo y deseo de continuar trabajando en esta labor.  Es una oportunidad muy importante porque son personas que tienen su obligación con sus familias. Si más adelante se les brinda una oportunidad en otra empresa o con otras condiciones estoy seguro que la sabrían aprovechar”, asegura García.

Sandra, a sus 31 años,  ahora valora mucho más la libertad y sobre todo está segura que no va a volver a la cárcel. “Con esta nueva oportunidad estoy segura que no voy a volver al delinquir, tengo dos hijos y les quiero ayudar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Se unen esfuerzos para trabajar por las personas pospenadas

Las personas que recobran la libertad se encuentran frente a una sociedad que las rechaza y les cierra las oportunidades de trabajo y resocialización. Por eso, distintos sectores de la sociedad se reunieron, para  mejorar las condiciones de los pospenados en Medellín

Peter Ramírez. 23/09/2013

Con el objetivo de articular un trabajo en conjunto para ayudar a la reinserción social de las personas pospenadas y próximas a quedar en libertad, se cumplió la primera reunión entre instituciones y  organizaciones no gubernamentales que trabajan con la población carcelaria en la ciudad. Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

La reunión, convocada por el Centro de Referenciación para el Pospenado de Bellavista, también sirvió para evidenciar los problemas que afrontan las personas que quedan en libertad, como son la estigmatización y el rechazo por parte de la sociedad, además de la falta de oportunidades laborales.

Uno de los casos de discriminación, que fue divulgado a los asistentes, es el de un joven administrador de empresas, quien salió de la cárcel hace 4 años, y en su búsqueda de trabajo ha sido rechazado en varias ocasiones por las empresas, cuando éstas revisan sus antecedentes judiciales.

Unir esuerzos

Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

Para Diego Úsuga, director  de Proyectos Productivos y Educación para el trabajo de los pospenados de la Regional Noroeste del  Inpec,  se hace necesario un trabajo serio con compromiso para brindar un verdadero apoyo a quienes recuperan la libertad. “Es hora de que por fin se pueda repensar el trabajo sobre los pospenados y preliberados, que todos estemos ahí, que todos propongamos, que se diga lo que tenemos que hacer, cómo lo vamos a hacer y lo ejecutemos”, expresó.

En este primer encuentro se hizo un llamado para que los diferentes sectores de la sociedad tengan un compromiso real  frente a la problemática de los pospenados. A la reunión asistieron organizaciones e instituciones como la Personería de Medellín, la Confraternidad Carcelaria de Colombia, la Corporación Sueños de Libertad, el Inder, la Secretaría de Gobierno y de Derechos Humanos, la Fundación Bordado a Mano, entre otros.  También se aprovechó la ocasión  para divulgar las acciones y proyectos, que desde las distintas organizaciones se ejecutan en pro de los pospenados.

Didma Rojas, socióloga y quien encabeza el trabajo que desde el centro carcelario Bellavista  se hace por los pospenados y preliberados,  afirmó que “se requiere un trabajo de todas las instituciones  para mirar qué es lo que realmente vamos a hacer con ellos. En última instancia, lo importante no es recobrar la libertad, lo importante es mantenerla”.Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

La Casa del Pospenado

Una de las metas de esta reunión es poner en marcha la Casa del Pospenado, un lugar que sirva de paso para aquellas personas que salen de la cárcel y no tienen hogar ni trabajo, o viven en otra ciudad y necesitan encontrar a su familia. Además, serviría como un lugar para brindarles alimentación y capacitación en oficios y artes. Esta idea surge de las acciones que se han hecho en otras ciudades como Bogotá y que es de gran ayuda a las personas que quieren comenzar una nueva vida.

“La Casa del Pospenado es un sueño que todos podemos hacer realidad, entre todos se puede ayudar a solventar los gastos y dar albergue a quienes recuperan la libertad. Es horrible que una persona salga de Bellavista o El Pedregal,  sea de otra ciudad y no tenga como irse ni donde dormir mientras regresa a casa”, aseguró Rojas.

Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

En la reunión, realizada el 20 de septiembre en el auditorio de la cárcel Bellavista, se divulgó la tarea que desde marzo se hace con los preliberados en ese centro carcelario. Entre los resultados se destaca el trabajo con 382 personas a quienes se les prepara para la libertad.  A ellos se les enseña a presentarse en una entrevista de trabajo, hacer hojas de vida, adaptarse de  nuevo a la  sociedad y al hogar. Además, se les da educación en pautas de crianza y se hace un

“Nosotros como actores sociales somos los llamados a ser solidarios con ellos. Buscamos demostrarle  a las personas que quedan en libertad que sí se puede vivir en la sociedad sin volver al delito”, dijo Rojas.trabajo individual para conocer sus fortalezas y habilidades.

El próximo encuentro será el 13 de diciembre, en el cual se divulgarán los avances de las diferentes medidas adoptadas. Además, se quiere contar con la presencia de la Personería de Medellín y la Procuraduría para encontrar soluciones desde esas instituciones al tema de los pospenados.

Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013