“Cada día se agudiza más la crisis penitenciaria”: Luz Marina Acevedo

Entrevista con Luz Marina Acevedo, investigadora de la Personería de Medellín, quien habla sobre la situación de Derechos Humanos en las cárceles en Medellín y sobre las acciones que se toman para evitar que los internos sean vulnerados en materia de salud, educación, alimentación, entre otros.

Peter Ramírez. 07/10/2013

Las personas privadas de la libertad experimentan constantemente la vulneración de sus derechos, algo  que ha generado una crisis carcelería en todo el país sin que todavía se vea una solución definitiva. Una de las instituciones encargadas de promover y defender los derechos de los reclusos es la Personería de Medellín, que en los últimos años ha hecho informes sobre la realidad que se vive en los centros penitenciarios,  frente a temas como el de la dignidad humana, la salud, la alimentación, el trabajo y la enseñanza.Luz Marina Acevedo - Personería de Medellín

Luz Marina Acevedo Jaramillo, abogada e investigadora de la Unidad Permanente de Derechos Humanos de la Personería de Medellín, trabaja desde hace 4 años la situación de las cárceles en la ciudad, las visita y atiende las quejas y  los problemas de los reclusos. Con esa experiencia, es una de las personas que conoce al detalle la situación de los centros carcelarios El Pedregal y Bellavista. Para ella, los problemas como el hacinamiento y la falla en los servicios de salud siguen aumentando y  es hora de que el Estado tome medidas de fondo para solucionarlos.

Frente a los derechos humanos, ¿cuál es  la situación que se vive en las cárceles Bellavista y El Pedregal?

Las mayores quejas de los internos las hemos recibido por el maltrato.  Por ejemplo, en El Pedregal se quejan de tratos indignos por parte del cuerpo de custodia y vigilancia, también, por los castigos colectivos y de la prestación del servicio de salud.

En Bellavista, el mayor porcentaje de quejas es en salud. También se reciben otras por las requisas que hacen en las celdas los auxiliares bachilleres, quienes muchas veces no siguen las normas debidas y los reclusos manifiestan que entran a dañarles sus pertenencias.

¿Cómo actúan cuando reciben las quejas y problemas respecto a los servicios de salud en las cárceles?

Nosotros vamos y recibimos la queja al interno frente a la situación de salud que presenta, la analizamos, miramos la historia clínica y le hacemos la entrevista a él. Luego verificamos qué tratamiento se le ha dado. De acuerdo a esa situación, acudimos a Caprecom y solicitamos que lo valoren y que si tiene algún procedimiento represado se le preste la debida atención y ya, en circunstancias últimas, recurrimos a la acción de tutela. En el tema de salud, En el año 2009, se presentaron a Caprecom 150 tutelas y este año ya van 1.100. Eso demuestra que los problemas se van acrecentando y las soluciones no se ven.

Otro problema en las cárceles es el hacinamiento, ¿qué han encontrado cuando visitan esos centros carcelarios?

Sabemos que Bellavista tiene una capacidad para 2.424 personas y en este momento tenemos alrededor de siete mil.  En El Pedregal, la sección de hombres tiene capacidad para 1.129 y en la actualidad tiene alrededor de 1.400 hombres. El hacinamiento se incrementa cada día más. Uno ve que el hacinamiento es muy grande y es una situación infrahumana. Por ejemplo, en Bellavista, en los pabellones 2, 5 y 8 hay entre 1.500 y 1.800 internos en cada uno, solo hay dos unidades de guardias, y ves esa gente durmiendo en el piso y, si no hay espacio, duermen debajo de los lavamanos o los baños.  En estos momentos, están durmiendo colgados en hamacas porque ya no les alcanza el espacio.

Uno entra ahí y dice: ‘¡Dios mío! Esta gente cómo duerme aquí, antes no se enferman’. El hacinamiento también genera problemas de convivencia porque, por ejemplo,  si pasaste y pisaste al otro entonces hay una disputa entre ellos.

¿Cómo actúa la Personería frente a los problemas que ha encontrado en las cárceles?

El trabajo que hace la Personería de Medellín es bien importante, porque nosotros recibimos la queja directamente del interno, hacemos visitas de verificación frente a la situación que presentan y estamos prestos a cualquier inquietud por parte de ellos.  Además,  hacemos seguimiento a todos esos temas y,  en caso de ser necesario, denunciamos el caso ante las entidades respectivas.

También, asistimos a los consejos de disciplina en las dos cárceles, allí es donde se califica la conducta de los internos y  se les sanciona por violación del régimen interno del establecimiento.

¿Qué otras medidas se toman desde la Personería para solucionar los problemas denunciados por internos?

Hemos tomado acciones institucionales frente a las quejas que se presentan. Por eso, estamos constantemente capacitando, tanto a la población interna como a los funcionarios. En este momento, a los internos de Bellavista  se les está dictando un diplomado que habla sobre la salud mental, la parte sicológica y emotiva en la cárcel. Hemos hechos diplomados frente al régimen de visitas, de los aspectos legales y constitucionales del tema carcelario y de derechos humanos.

¿Qué piensa del proceso de reinserción social que se debería cumplir en las cárceles?

La parte de reinserción realmente no se cumple, por ejemplo, en Bellavista hay un plan ocupacional para 3.100 personas, cuando tenemos 5.000 condenados. De esas 3.100 personas que pueden redimir su pena con trabajo, tenemos apenas como 1.500 que lo hacen.

El plan ocupacional actual no da para que las personas condenadas puedan redimir su pena. Muchas personas condenadas no pueden tener rebaja porque no hay forma de que inmediatamente entren a la cárcel, empiecen a trabajar, hace falta logística e infraestructura para  ello, además, no hay personal para que los evalúe y esté pendiente de los cambios de fase de los internos. Hay muchas falencias en ese tema y la deficiencia del personal humano es bastante para poder atender esta población.Luz Marina Acevedo - Personería de Medellín

¿Cuál es su opinión sobre la crisis carcelaria y penitenciaria que se presenta en los centros de reclusión de todo el país?

Lo que he visto en estos 4 años que llevo trabajando el tema de las cárceles, es que cada día se agudiza esta crisis penitenciaria y el hacinamiento se incrementa. Las medidas que se toman no son las adecuadas para atacar la crisis, porque se convierten en acciones  que se van acumulando una tras otra, pero el problema de fondo sigue ahí latente.

La crisis penitenciaria se debe a un problema estructural, del cual el Estado es el responsable, porque dicha crisis no es problema de la Directora Regional del Inpec, ni de los directores de establecimiento, ni del Personero de Medellín, ni del Defensor del Pueblo o Procurador, es un problema estructural del sistema carcelario del país.

La idea no es construir más cárceles y pensar que con eso terminamos la crisis. Pienso que hay que hacer una verdadera política penitenciaria que nos pueda dar una solución a toda esta situación, porque la delincuencia no termina y siempre está ahí.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

En el último informe Sobre la Situación de los Derechos Humanos de 2012, divulgado en febrero de este año, la Personería de Medellín señaló los problemas en salud, alimentación y de maltrato que afrontan las personas recluidas en los centros carcelarios de la ciudad.

Derecho a la vida

  • Se estableció que en  El Pedregal y Bellavista no se cuenta con el número de guardias suficientes para vigilar, respetar y hacer valer los derechos de los internos. “Bellavista cuenta con 180 guardianes que prestan sus servicios durante las 24 horas, deben controlar y atender una población de 7.448 personas privadas de la libertad, y El Pedregal cuenta con 190 guardianes para prestar los servicios de custodia y vigilancia”. Como consecuencia, se generan problemas de seguridad y de integridad física de los reclusos.

Dignidad humana

  • El hacinamiento es uno de los mayores problemas y genera mucha vulneración  de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad.
  • En el año 2007, en Bellavista se registró una población de 4.394 reclusos, con sobrepoblación de 1.970 y hacinamiento del 81 por ciento y, en año 2012, la cifra aumentó a 7.448, con una sobrepoblación de 5.024 y un hacinamiento del 207 por ciento.

Salud

  • Uno de los detonantes de la crisis carcelaria fue el servicio de salud deficiente prestado a los internos. El año pasado, Caprecom, la empresa encargada de brindar el servicio en salud, tenía un represamiento de 648 procedimientos entre tratamientos médicos y especialidades, además 175 fórmulas represadas. A esto se le suma la necesidad que tienen los reclusos de interponer acciones de tutela, como único mecanismo útil para poder acceder a los servicios de salud. El año pasado, se presentaron 768 tutelas.
  • En el año 2012, en Bellavista se presentaron 18 defunciones por causa natural “según versiones de las familias, al parecer, las muertes ocurrieron por falta de atención médica oportuna”.
  • Los centros carcelarios no cuentan con adecuadas instalaciones para dar cuidados a los internos. Se evidencia la falta de un espacio físico,  tanto en Bellavista, como en El Pedregal para atender a la población reclusa con problemas de salud mental.

Alimentación

  • Según el informe, el 80 por ciento de los internos e internas en las cárceles de Bellavista y El Pedregal “consideran que la alimentación suministrada es insuficiente, y no es higiénica ni nutritiva”.

Entre las recomendaciones de la Personería para mejorar las condiciones de los reclusos y que no vulneren sus derechos están:

  • Inversión económica para la infraestructura de los centros carcelarios.
  • El Inpec, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Justicia deben buscar soluciones para mejorar los servicios de salud  en las cárceles.
  • Tomar medidas para evitar tratos crueles, inhumanos y degradantes a los reclusos.
  • Promover entre los reclusos el acceso a oportunidades laborales y el desarrollo de algún oficio o trabajo digno, con programas de largo plazo y convenios con empresas privadas o  estatales y dentro de los centros penitenciarios.
Anuncios

Un pensamiento en ““Cada día se agudiza más la crisis penitenciaria”: Luz Marina Acevedo

  1. Hoy en el concejo es el tema de debate,ojala retomen el tema de la reinserción y la resocialización de las pospenadas y apoyen con recursos, que los hay, a estas personas que no quieren volver a delinquir. La fundación Bordado a mano es la única en el departamento que piensa y trata de apoyar a estas mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s