Archivos

Secretaría de las Mujeres realiza capacitación en Bordado a Mano

La Secretaría de las Mujeres de la alcaldía de Medellín dictará a partir de hoy jueves una capacitación sobre economía solidaria a 23 mujeres pertenecientes a la Fundación Bordado a Mano. La actividad se desarrollará en nuestra sede en horario especial a fin de no afectar su jornada laboral.

Con esta capacitación se pretende proyectar al grupo hacia el emprendimiento para que trabajen sus potencialidades artesanales en micro-empresa y además se les brindará la posibilidad de acceder a microcréditos.

Agradecemos a la Secretaría de las Mujeres por apoyarnos en la labor de brindarles nuevas oportunidades a las mujeres de nuestra fundación.

Anuncios

Rebaja de penas, una estrategia para disminuir el hacinamiento

En el Congreso se debatirá esta semana el Proyecto de Ley sobre la rebaja de penas por una única vez. Esta iniciativa se sumaría a otros mecanismos con los que cuentan las personas privadas de la libertad para disminuir su condena. Un ejemplo de ello es Luz Dary, quien con disciplina y educación, obtuvo una rebaja de penas y se encontró de nuevo en libertad y con la convicción de no volver a cometer los errores que la llevaron a la cárcel.

Peter Ramírez. 11/11/2013

Aprovechar el paso por la cárcel para estudiar y trabajar puede ser la mejor manera de sobrellevar la pérdida de la libertad y también de reducir el tiempo de la condena. Así lo entendió Luz Dary Zapata, quien desde que llegó a El Buen Pastor a cumplir una condena de 51 meses,  pudo, gracias a su buena conducta y su dedicación laboral, disminuir su pena en 10 meses y salir para disfrutar de una nueva vida lejos de la ilegalidad.F-Bordado-a-Mano--foro--rebaja-de-penas-6

Para ella, el camino hacia la cárcel comenzó cuando en marzo de 2008  fue condenada por posesión de droga. Ante el juez reconoció los cargos y así pudo obtener el primer beneficio para reducir su condena, la cual pasó de 61 a 51 meses.

En la cárcel, estudió durante 9 meses y por eso obtuvo una rebaja de 90 días. Al año, empezó a trabajar en el ensamble de piezas, actividad que hizo durante 33 meses y con la cual pudo completar los 10 meses de rebaja.

Para ella, la oportunidad de trabajo fue lo mejor que le sucedió, porque así pudo entretenerse y enviar dinero a su familia. “Uno allá siempre busca trabajo, porque así se le olvida la pena que está pagando y es bueno tener el sueldito”, dice.

En octubre de 2012, quedó en libertad y pudo regresar a su casa para compartir con sus cinco hijos y tres nietos. Contenta por dejar atrás las rejas, reconoce que no quedó debiendo nada. “Estoy limpia, no debo ni un día”, afirma.

Luz Dary tuvo la oportunidad de trabajar y estudiar y así cumplir satisfactoriamente el proceso de resocialización que se debería cumplir en todos los centros de reclusión, el cual contempla estímulos para que los internos participen en actividades artísticas, deportivas, de lectura, recreación o enseñanza y que éstas les permitan obtener beneficios para redimir sus penas.

Sin embargo, pese a que en Colombia las leyes establecen distintos mecanismo para que los internos obtengan esas rebajas, estos muchas veces no se cumplen. Entre los problemas que impiden la aplicación de esos beneficios están: la falta de espacios para brindar trabajo, educación o recreación a los presos; la escasez de personal y recursos económicos para supervisar y acompañar esas actividades, y el hacinamiento en los centros carcelarios, el cual genera la vulneración de los derechos de las personas privadas de la libertad, entre ellos, el acceso a oportunidades laborales y educativas.

Disminuir el hacinamiento

Precisamente para buscar reducir el hacinamiento en las cárceles, fue presentado el proyecto de ley 82 de 2013, “por la cual se concede rebaja de pena, por una única vez”.  Esta permite reducir la quinta parte de la condena a quienes se encuentren privados de la libertad. Se excluye de este beneficio a las personas condenadas por delitos de lesa humanidad y a los que comentan delitos contra menores de edad.F-Bordado-a-Mano--foro--rebaja-de-penas-1

En el proyecto, que fue radicado el 4 de septiembre del 2013, se reconoce que “aunque no soluciona en su totalidad la crisis del sistema criminal en Colombia, redundará en beneficios para el sistema penitenciario, para las familias de los internos, para la sociedad en general, pero sobre todo, logrará disminuir la cifra de hacinamiento en los establecimientos del país”.

La iniciativa fue presentada por el senador conservador Juan Manuel Corzo, quien reitera que “los problemas en las cárceles son muy grandes y los familiares están sufriendo mucho.  Los presos no se resocializan y cuando quedan en libertad son rechazados por la sociedad y se agrava la situación criminal”. Además, el senador espera sacar adelante la iniciativa,  “al principio puede tener un poco de rechazo, en una sociedad que le da la espalda a un tema social como el de la población carcelaria”,  asegura.

Antes de que el proyecto se debata en el Congreso se han hecho dos foros para socializar la inactiva. El primero fue en Bogotá y el segundo, en Medellín. Este último tuvo lugar el 1 de noviembre de este año, y contó con la participación del Personero de Medellín, algunos diputados, concejales, abogados y defensores de derechos humanos, entre otros. Todos ellos expresaron ante las familias de los presos sus opiniones respecto al proyecto de ley.

Opiniones sobre la ley

Varios de los expertos coincidieron en la necesidad de trabajar conjuntamente con organizaciones sociales y los familiares de los reclusos para sacar adelante la iniciativa, y que pueda sobreponerse a un rechazo en el Congreso y de la opinión pública.

El diputado Jorge Gómez Gallego, del Polo Democrático Alternativo,  valora que el proyecto busque disminuir el F-Bordado-a-Mano--foro--rebaja-de-penas-2hacinamiento y aclara que “no es un proyecto de ley que pretende enviar a la calle a un poco de bandidos, sino mejorar las condiciones de vida de seres humanos que viven condiciones parecidas a la de un animal enjaulado”.

Para Juan David Posada investigador y especialista en Derecho Penitenciario “esta propuesta tiene un carácter de excepción y lo excepcional puede traer inconvenientes, como son en la estructura normativa e inseguridades jurídicas”.  Por eso, para él “la iniciativa debe comprenderse como un paso y no como un fin. Es un mecanismo para ir avanzando en cosas”.

El foro contó con la asistencia de los familiares de presos, quienes mostraron su apoyo a este proyecto que podría F-Bordado-a-Mano--foro--rebaja-de-penas-4dejar en libertad a sus seres queridos.  Como es el caso de Patricia Jaramillo, quien tiene a su hijo en la cárcel condenado por porte de armas, “en el momento él no ha podido obtener  beneficios”. Por eso, en caso de aprobarse, ella espera que su hijo pueda obtener una rebaja, “hay muchas personas que realmente son inocentes, que ya cumplieron sus penas, o les falta poco, y con esta iniciativa pueden salir”, afirma.

Mientras tanto, Luz Dary,  agradece lo aprendido en la cárcel, no solo para no volver a cometer los mismos erroresF-Bordado-a-Mano--foro--rebaja-de-penas-5 que le llevaron al encierro, sino porque pudo aprender un oficio digno. “Me prometí no volver a la cárcel. Me siento sin obstáculos, sin esconderme de nadie, sin temores de que me cojan”, dice.

A sus 48 años, se siente feliz por disfrutar de sus hijos y por haber conocido la Fundación Bordado a Mano, la cual le abrió las puertas para trabajar y así llevar el sustento a su familia. Además, espera que sus amigas que aún están en la cárcel, puedan tener las mismas oportunidades que ella tuvo para trabajar y estudiar y que, en el futuro, se puedan beneficiar del proyecto de la rebaja de penas y recuperar la libertad.

En Medellín se buscan soluciones para frenar la crisis carcelaria

El Concejo de Medellín debatió este miércoles 9 de octubre, sobre la crisis carceleria que se presenta en El Pedregal y Bellavista. En la ciudad, cada día, 30 personas son ingresadas a los centros de reclusión. La prevención del delito y una mejor calidad de los procesos de reintegración son algunas de las acciones propuestas para darle solución a esta problemática.

 Peter Ramírez. 10/10/2013

El hacinamiento es el principal problema que se ve en las cárceles de todo el país.  Y en Medellín, según el Inpec, diariamente son remitidas 30 personas desde los calabozos de la Alpujarra a los centros de reclusión de la ciudad. Ante esta situación, se hace imposible evitar la sobrepoblación en El Pedregal y Bellavista,  lo que genera la vulneración de muchos de los derechos de los reclusos.Debate-Concejo- fundación-Bordado-a-mano

Para la directora Regional Noroeste del Inpec, Diana Carmenza Rúa,  el hacinamiento en Medellín es una situación preocupante y refleja la problemática delincuencial de  la ciudad. “Desde el Inpec se evidencia que los índices de delincuencia en la ciudad se incrementan por  el alto número de internos que nos han entregado cada día. Si seguimos con esa tendencia tan elevada al delito, va a ser bien complicado que podamos llegar a bajar algún día el nivel de hacinamiento”.

Entre los delitos más comunes de las personas remitidas a los centros carcelarios están: porte de estupefacientes, concierto para delinquir y hurto. Por eso, “se hace necesaria la estructuración de una política criminal, porque el sistema se va a reventar “, expresó la funcionaria.

Al 30 de septiembre del 2013, el hacinamiento en Bellavista alcanzó el 186 por ciento, con una población cercana a los 7 mil internos. Y en El Pedregal, en la sección de hombres, alcanza el 48 por ciento de sobrepoblación.

Prevención del delito

Frente a esa problemática delincuencial, que se refleja  en el hacinamiento  de los centros penitenciarios, se debatió en el Concejo de Medellín para encontrar posibles soluciones a la crisis carceleria.

Para el concejal Yefferson Miranda, uno de los proponentes del debate, se debe buscar un nuevo modelo  de intervención y atención del delito, que ayude a superar la situación en los centros de reclusión. “Hemos planteado que el problema de las cárceles es un síntoma, no la problemática real. La problemática es el delito”,  afirmó Miranda.

La propuesta del concejal Miranda contempla un modelo de prevención del delito, y que durante el proceso de reclusión y de reintegración en las cárceles, exista un acompañamiento jurídico, sicológico, ocupacional y de emprendimiento del interno. Además, para el concejal del Partido Verde, también se hace necesario  atacar la reincidencia por parte de las personas que quedan en libertad.  “Lo que se busca es mitigar y atender el problema del delito, no solo buscar la judicialización”,  afirmó.??????????????????????????????????????????

Los problemas en las cárceles

La sesión en el Concejo sirvió para reiterar los problemas en las cárceles y que atentan contra la dignidad de las reclusos.

El personero de Medellín,  Rodrigo Ardila, dio cuenta de los problemas que se presentan en las cárceles, como el hacinamiento, la violencia, deficiencias en materia de servicios públicos y las carencias de oportunidades y medios para la resocialización  de los reclusos.

En materia de salud,  el personero afirmó que “continúa en cuidados intensivos. Hay procedimientos y ayudas diagnósticas represadas. Además,  se presentan importantes  limitaciones para garantizar el derecho a la salud en el suministro de medicamentos”.

Por parte del Inpec también se presentaron quejas frente al servicio de salud.  “Seguimos requiriendo a Caprecom de manera muy seria para que venga y nos cumpla con soluciones adecuadas a situaciones como el suministro de medicamentos y los procedimientos represados.  No podemos continuar de la misma forma”, afirmó Rúa.

Una de la soluciones propuestas por los concejales para mitigar el problema de salud fue la de estudiar la posibilidad para que la EPS Savia Salud sea la encargada de brindar los servicios de médicos a la población carceleria.

Discriminación laboral

Otro de los puntos a debatir fue el proceso de resocialización que se debería cumplir en las cárceles y que en la actualidad presenta muchas deficiencias. Por ejemplo, en Bellavista, el Inpec se vio obligado a convertir espacios destinados al estudio y al trabajo de los reclusos en lugares para dormir.

Durante la sesión, también se habló del problema de rechazo que sufren las personas que buscan un trabajo después de salir de la cárcel, a causa de sus  antecedentes judiciales.

Para el concejal Miranda “la discriminación laboral delimita el camino otra vez hacia la delincuencia o hacia la informalidad. Delinque y otra vez para la cárcel, ese es el modelo que tenemos en esta sociedad”. Para él, se hace necesario “exenciones tributarias para empresarios que den empleo a los pospenados”.

Cabe recordar que el artículo 98 de la Ley 633 de 2000, establece los beneficios tributarios de las empresas que vinculen personas pospenadas a sus empresas. De todas maneras, pese a lo estipulado,  es evidente que pocas empresas dan oportunidades a la población que queda en libertad. Es por esta razón que la Fundación Bordado a Mano trabaja para que las personas pospenadas tengan oportunidades laborales dignas y que les ayude al sustento de sus familias, pero sobre todo para que ellas cumplan con el objetivo  de una verdadera resocialización y que se sientan  parte de la sociedad en esta nueva etapa de sus vidas.

En la actualidad, Bordado a Mano cuenta con el apoyo de Industrias Gales e industrias de Acero IDEACE, quienes brindan trabajo a cerca de 20 mujeres pospenadas. Aun así, requerimos el apoyo de instituciones oficiales y de la empresa privada para aumentar el número de personas trabajando, continuar cumpliendo con nuestra labor social y desarrollar otras iniciativas productivas con más mujeres que quieren aprovechar otra oportunidad.

????????????????????????????????????????Acciones frente a la crisis

Como estrategia a nivel nacional, el Inpec dio a conocer una iniciativa que busca crear 60 mil nuevos cupos en las cárceles de todo el país en los próximos años.

Por su parte, el concejal Miranda anunció que el Área Metropolitana destinará 20 mil millones de pesos al Ministerio de Justicia, para que se invierta en las cárceles de Medellín, y así se podría ayudar a ampliar la infraestructura de ambos centros carcelarios y crear más cupos.

También se habló de la necesidad de fortalecer las acciones de prevención en los niños y  adolescentes,  pues casi el 50 por ciento de los reclusos en Medellín son jóvenes, lo que evidencia los problemas sociales de la ciudad y que los grupos delincuenciales se aprovechan de esa población.??????????????????????????????????????????

Los familiares de los reclusos también tuvieron  su espacio y brevemente  manifestaron los problemas que sus seres queridos viven en las cárceles, como los constantes atropellos y maltratos, los malos servicios en la alimentación y las fallas en el suministro de medicamentos.

Por último, Diana Carmenza Rúa, hizo llamado para buscar una política penitenciaria que permita el buen tratamiento a estas personas.  “No podemos olvidar jamás que los internos que están en los establecimientos  continúan con su condición de ciudadanos y a ellos también hay que dirigirles programas que beneficien sus condiciones de vida”.

“Ahora en libertad, quiero demostrar mis capacidades”

Pocos días después de salir de la cárcel, Sandra encontró una oportunidad de trabajo en Bordado a Mano. Así, puede iniciar una etapa diferente de su vida y ayudar a su familia. La nueva iniciativa de ensamble de piezas dará trabajo a 20 mujeres que, al igual que Sandra, quieren retomar el rumbo de sus vidas.

Peter Ramírez. 30/09/2013

Con cinco mujeres, inició el nuevo taller de ensamble de piezas en la Fundación Bordado a Mano, gracias al convenio que estableció con Industrias de Acero IDEACE. Ambas entidades pretenden brindar oportunidades laborales a personas pospenadas. fundacición-bordado-a-mano-ideace

Sandra Ballesteros, beneficiaria del proyecto, ha encontrado una gran posibilidad de recuperar la vida que perdió con su encarcelamiento y  de alimentar su convicción de no volver a la cárcel.  Ella estuvo 4 años recluida y hace tan solo dos semanas quedó en libertad, por eso quiere aprovechar al máximo su nuevo trabajo. “Ahora tengo que asentar cabeza y mirar la realidad tal cómo es. No quiero volver a la cárcel y por eso quiero superarme todo lo que más pueda”, asegura.

Para Sandra, este es su primer trabajo desde que está en libertad y se ha adaptado bien pues es un oficio que aprendió en el centro de reclusión. “En la cárcel yo aprendí a ensamblar piezas y cuando salí me enteré que la misma empresa con la que trabajé en la cárcel iba a montar un taller en la Fundación Bordado a Mano, entonces yo les dije que me tuvieran en cuenta y hace unos días me llamaron para empezar a trabajar”, dice.Fundación-Bordado-a-Mano- Ideace-

Rechazo de la sociedad

Pero no todas las personas consiguen trabajo a los pocos días de salir de la cárcel. Sandra sabe que para aquellos que cumplieron condena privativa de la libertad, se hace más difícil obtener algún medio de sustento, pues deben lidiar con el rechazo de las empresas y de la sociedad en general.

“En mi caso pensaba que iba a ser muy difícil. Nosotras salimos de la cárcel sin saber a dónde ir, sin saber qué le vamos a dar a nuestros hijos, qué vamos a comer o dónde vamos a dormir. En la cárcel sabemos que cuando salimos no nos dan tantas oportunidades y, sea cual sea el motivo por el cual el estuvimos en la cárcel, para la sociedad no tenemos derecho a nada”.

Su vida después de la cárcel está retornando a la normalidad, pues son muchas los cambios a nivel emocional, familiar, social, y económico a las que se enfrentan las personas que recobran la libertad. “Tengo que adaptarme de nuevo a la sociedad porque sé que es muy duro volver y adaptarse a la vida normal. Uno no se adapta de la noche a la mañana”.

Estos primeros días desempeñando su nueva labor, Sandra se muestra contenta por tener un trabajo digno y ser parte nuevamente de la sociedad. Por eso, agradece mucho esta posibilidad de trabajar y la ve como la mejor forma de empezar su nueva vida, “quiero demostrar que tengo muchas capacidades y que soy muy atenta. Estoy muy feliz en el trabajo, en mi casa y con mi familia. Ahora les puedo llevar a mis hijos comida digna. Agradezco todos los días por este este trabajo y por esta oportunidad de salir adelante.”

Aprovechar la oportunidad

El taller de ensamble de pares para chapas espera completar un número de 20 mujeres pospenadas en las próximas semanas.Fundación-Bordado-a-Mano- Ideace

El encargado de supervisar y enseñar la tarea de ensamblar es René García, operario de IDEACE, quien en estos primeros días de trabajo con ellas, ha visto las ganas y la responsabilidad en su labor. “Les veo buen ánimo y deseo de continuar trabajando en esta labor.  Es una oportunidad muy importante porque son personas que tienen su obligación con sus familias. Si más adelante se les brinda una oportunidad en otra empresa o con otras condiciones estoy seguro que la sabrían aprovechar”, asegura García.

Sandra, a sus 31 años,  ahora valora mucho más la libertad y sobre todo está segura que no va a volver a la cárcel. “Con esta nueva oportunidad estoy segura que no voy a volver al delinquir, tengo dos hijos y les quiero ayudar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se unen esfuerzos para trabajar por las personas pospenadas

Las personas que recobran la libertad se encuentran frente a una sociedad que las rechaza y les cierra las oportunidades de trabajo y resocialización. Por eso, distintos sectores de la sociedad se reunieron, para  mejorar las condiciones de los pospenados en Medellín

Peter Ramírez. 23/09/2013

Con el objetivo de articular un trabajo en conjunto para ayudar a la reinserción social de las personas pospenadas y próximas a quedar en libertad, se cumplió la primera reunión entre instituciones y  organizaciones no gubernamentales que trabajan con la población carcelaria en la ciudad. Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

La reunión, convocada por el Centro de Referenciación para el Pospenado de Bellavista, también sirvió para evidenciar los problemas que afrontan las personas que quedan en libertad, como son la estigmatización y el rechazo por parte de la sociedad, además de la falta de oportunidades laborales.

Uno de los casos de discriminación, que fue divulgado a los asistentes, es el de un joven administrador de empresas, quien salió de la cárcel hace 4 años, y en su búsqueda de trabajo ha sido rechazado en varias ocasiones por las empresas, cuando éstas revisan sus antecedentes judiciales.

Unir esuerzos

Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

Para Diego Úsuga, director  de Proyectos Productivos y Educación para el trabajo de los pospenados de la Regional Noroeste del  Inpec,  se hace necesario un trabajo serio con compromiso para brindar un verdadero apoyo a quienes recuperan la libertad. “Es hora de que por fin se pueda repensar el trabajo sobre los pospenados y preliberados, que todos estemos ahí, que todos propongamos, que se diga lo que tenemos que hacer, cómo lo vamos a hacer y lo ejecutemos”, expresó.

En este primer encuentro se hizo un llamado para que los diferentes sectores de la sociedad tengan un compromiso real  frente a la problemática de los pospenados. A la reunión asistieron organizaciones e instituciones como la Personería de Medellín, la Confraternidad Carcelaria de Colombia, la Corporación Sueños de Libertad, el Inder, la Secretaría de Gobierno y de Derechos Humanos, la Fundación Bordado a Mano, entre otros.  También se aprovechó la ocasión  para divulgar las acciones y proyectos, que desde las distintas organizaciones se ejecutan en pro de los pospenados.

Didma Rojas, socióloga y quien encabeza el trabajo que desde el centro carcelario Bellavista  se hace por los pospenados y preliberados,  afirmó que “se requiere un trabajo de todas las instituciones  para mirar qué es lo que realmente vamos a hacer con ellos. En última instancia, lo importante no es recobrar la libertad, lo importante es mantenerla”.Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

La Casa del Pospenado

Una de las metas de esta reunión es poner en marcha la Casa del Pospenado, un lugar que sirva de paso para aquellas personas que salen de la cárcel y no tienen hogar ni trabajo, o viven en otra ciudad y necesitan encontrar a su familia. Además, serviría como un lugar para brindarles alimentación y capacitación en oficios y artes. Esta idea surge de las acciones que se han hecho en otras ciudades como Bogotá y que es de gran ayuda a las personas que quieren comenzar una nueva vida.

“La Casa del Pospenado es un sueño que todos podemos hacer realidad, entre todos se puede ayudar a solventar los gastos y dar albergue a quienes recuperan la libertad. Es horrible que una persona salga de Bellavista o El Pedregal,  sea de otra ciudad y no tenga como irse ni donde dormir mientras regresa a casa”, aseguró Rojas.

Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013

En la reunión, realizada el 20 de septiembre en el auditorio de la cárcel Bellavista, se divulgó la tarea que desde marzo se hace con los preliberados en ese centro carcelario. Entre los resultados se destaca el trabajo con 382 personas a quienes se les prepara para la libertad.  A ellos se les enseña a presentarse en una entrevista de trabajo, hacer hojas de vida, adaptarse de  nuevo a la  sociedad y al hogar. Además, se les da educación en pautas de crianza y se hace un

“Nosotros como actores sociales somos los llamados a ser solidarios con ellos. Buscamos demostrarle  a las personas que quedan en libertad que sí se puede vivir en la sociedad sin volver al delito”, dijo Rojas.trabajo individual para conocer sus fortalezas y habilidades.

El próximo encuentro será el 13 de diciembre, en el cual se divulgarán los avances de las diferentes medidas adoptadas. Además, se quiere contar con la presencia de la Personería de Medellín y la Procuraduría para encontrar soluciones desde esas instituciones al tema de los pospenados.

Fundación-Bordado-a-Mano- Bellavista -2013